Blog

Publicado el 18 de Febrero del 2014 | 4042 lecturas | 0 comentarios | Etiquetado en pistachos, frutos secos

Imagen: pistachos tostados con sal

Los pistachos son de origen asiático, introducidos en Europa a comienzos de la era cristiana, tienen un sinfín de virtudes terapéuticas.

Los pistachos a diferencia de otros frutos secos son los más ricos en hierro. Un puñado de pistachos sin cáscara aproximadamente 20 grs aportan una séptima parte de la cantidad que se requiere a diario. Los pistachos mejoran la concentración y la capacidad de trabajo y para aumentar la absorción de este mineral antianémico es ideal consumirlo con una fruta cítrica.

Superior a cualquier fruto seco el pistacho no tiene rival en cuanto a su aporte en potasio. El pistacho ayuda a reducir los edemas y ayuda a equilibrar la tensión arterial alta

Los pistachos tambien son el fruto seco más generoso en vitamina A, un nutriente que protege los pulmones, impulsa las defensas y previene la sequedad de la piel. 

El pistacho es por detrás de la almendra y la avellana el fruto seco más rico en grasas monoinsaturadas. Este tipo de lípidos, también presentes en el aceite de oliva, son beneficiosos para el corazón, ayudando a prevenir el acúmulo de depósitos grasos en las arterias y a bajar el colesterol.

Con todas estas virtudes no sólo dan ganas de comer un puñado de pistachos, si no tambíen de añadirlos mucho más en nuestras cocinas tanto en ensaladas, postres o cualquier otra receta.

 

compra-segura
© 2019 - Frutos secos Isabel - Todos los derechos reservados.